Esas mujeres, parte II

(continuación del post anterior)

“En un día de verano de tanta angustia, que sentía por problemas personales y familiares, donde yo sentía que todo lo que me pasaba no tenía solución, me acerqué al centro de día. Ahí encontré a una mujer que era una psicóloga profesional. Ella se acercó a mí y comenzamos a charlar. Sobre lo que me estaba sucediendo. Gracias a ella fui trabajando en mi todos esos problemas que yo tenía y que no superaba. Me hizo ver que la vida continúa y que si uno se lo propone siempre logra lo que uno quiere. Gracias a todo eso que ella me enseño hoy por hoy estoy de pie y por eso la admiro mucho a la psicóloga Liliana.” Carlos Patricia.

“Mujer

Bien una mujer con voluntad de jugar al fútbol. Desde niña le gusta el deporte y hoy es deportista. Ella es Marta Brasileira.

Dilma, una mujer que le gusta de luchar por el derecho de todos, ella, una mujer con capacidad extrema de vocación y muy inteligente. Ella tiene muchos proyectos. Ella es presidenta de Brasil”. Shyrlene.

“Esa mujer. Me impactó su persona. Una mujer luchadora, una buena madre. Trabajadora. Su sueño era ser abogada. Su sueño se hizo realidad. También hace donaciones a la gente pobre y a los viejitos. Es muy humanitaria.”. Gloria.

“Eva Perón

Fue una mujer que marcó en la vida de los argentinos, ya que fue la que prácticamente reclamó por el derecho de las mujeres, el espacio que debería ocupar en la sociedad, como ser el derecho al sufragio, el derecho de filiación de los hijos llamados naturales, también fue una de las propulsoras del derecho de los trabajadores y las horas trabajadas, el aguinaldo.

Fue una mujer con mucho valor como ser humano, con mucha humanidad, pero con un carácter fuerte bien definido, que imponía su derecho como mujer y como ser humano en la sociedad”. Yolanda.

Anuncios

Esas mujeres

Hoy hablamos sobre el rol de la mujer en la sociedad, su situación en relación a los derechos adquiridos, lo que falta por caminar, el modelo de mujer de la sociedad, de la televisión. Y leímos el texto de Walsh sobre Eva Perón.

En base a eso, todas hicimos un breve texto sobre mujeres que impactaron en nuestras vidas: 

“Una vez soñé con la mujer ideal, por lo menos para mí. Ella era extremadamente blanca y su pelo era largo y rojo, sus ojos eran de un color verde agua y tenía la cara de un ángel, en ese sueño me hablaba muy dulcemente y me acariciaba. Cuando me desperté sentí mucha paz, y también tristeza. Porque sabía que nunca más iba a ver a esa mujer” Lucía.

“Katherine Hepburn es un modelo de mujer a mi forma de ver. Extrovertida, con un gran carácter, femenina pero no presumida ni muy preocupada por su imagen, exagerada en belleza.

Bella, buena y profesional, defensora de tantas cosas lógicas. Fuerte, amando y respetando a su marido, como amaba todo lo que hacía. Katherine eres un modelo de mujer” . M Eugenia.

“Ella

Tan fuerte, aguerrida

Nunca le duele nada

A veces le duele todo

Ella..

La que siempre te acompaña

La que siempre está contigo

Es sólo luz

Luz que ilumina tu camino

Luz en sus palabras

Luz en sus cinsejos

Ella…

Que te dio la vida

Que impulsa la renovada esperanza

La constante creación

Ella..

Que es sólo magia

Alegría y dolor” 

Jenny.

 

El derecho a la identidad de género

Transitorias

En esta penitenciaría comparto con una compañera que se llama x. Ella aquí comparte con otra chica que se viste de hombre (chongo). Ella me cuenta que en su vida aquí se siente bien con ella y también lo apoya económicamente en todo. O sea hace él el papel de hombre en todo sentido, como dice ella. Pero tambien me dice que su vida afuera fue muy diferente, que tiene cuatro hijos con diferentes hombres y que su vida afuera es muy alocada, que aquí sólo vive el momento y nada más, que cuando salga y vuelva a su casa todo esto que vive aquí se olvida porque lo que a ella le gustan son los hombres.

 Diana

¿Qué pasó con la letra T?

Es un adelanto bastante grande que hayan aprobado la ley de identidad de género, pero ¿tiene algún sentido que en el DNI aun no figuren como tal? Sigue siendo casilla masculina, casilla femenina. ¿Dónde está el transgénero? ¿Dónde está la casilla de T para poner esa x? Con esta ley, ¿realmente están reivindicados?

 María Eugenia

Identidad, ante todo

Me parece que la palabra que subyace a la ley es Identidad, es apertura. Empezar a reconocer distintas opciones sexuales y darles un marco legal para que puedan desenvolverse en sociedad, contando con derechos de salud, de educación y todas las áreas comunes a todos los ciudadanos. Es importante seguir.

***

Recuerdo hace muchos años, como en el 2000, una travesti metida frente a una fuente en una plaza en Palermo Viejo, donde yo vivía, pidiéndome ayuda porque la policía la perseguía. Yo estaba tomando aire en el balcón. Era verano. Esperamos que con esta ley los abusos policiales y los maltratos se terminen.

 Laura Ross

Refugiados

La verdad, yo conocí en el año 2009 a una chica muy bonita acá en la cárcel. Ella era modelo, estaba muy preparada, con estudios. En ese entonces, mientras ella estuvo detenida, se hizo muy amiga mía y me contó su realidad. Esto no sé si contarlo: ella había nacido como varón pero estaba operada porque se sentía mujer. Como en la cárcel hay chicas que se creen chicos la querían obligar a ella a mantener relaciones y como ella se negaba la golpeaban. Ella se refugiaba en nosotras. Compartíamos patio. Era un tanto sensible, me hablaba siempre de sus hijos, realmente los adoraba. También decía que extrañaba mucho a su mamá.

Nora

Crónicas personales

Hay cosas que marcaron nuestras vidas. Quizás cosas pequeñas, o tal vez hechos gigantes que torcieron el curso de nuestro destino, o que modificaron nuestra manera de mirar la vida. Sobre esos momentos escribimos hoy.

Una realidad que se hace humo

El martes 15 de mayo Marcela tuvo una crisis en el supermercado COTO. Había concurrido como siempre, con sus tres hijos, cuando vio la góndola de productos lácteos completamente vacía. Vacía como el panorama de desocupación de la ciudad de Goya.

Ante el achicamiento considerable del personal de Nobleza Piccardo y el cierre definitivo de Massalín, las dos empresas tabacaleras orgullo de todo Corrientes y estímulo del resto de las empresas locales, la realidad empezó a hacer humo.

El efecto fue devastador. Negocios cerrados, desabastecimiento, muchísima gente sin trabajo, bares y restaurantes vacíos.

Devastador fue el efecto en Marcela, una ama de casa que con mucho esfuerzo apoyaba la pequeña empresa familiar de su marido, que ante esta realidad se quedó sin clientes, viendo destruida una pequeña pero sólida cultura del trabajo sostenida por años.

Marcela imaginó la mesa de la merienda de esa tarde con las caritas de sus hijos, sentados detrás de los vasos vacíos, sin una gota de leche.

No pudo pensar. La impotencia le hizo tomar los productos de la góndola de al lado y tirarlos hacia arriba desenfrenadamente, al grito de “¡Mis hijos tienen hambre!”.

 

L.P.

Waltercito

Waltercito, niño de 14 años, ojos claros, pelo castaño claro. Petiso, no aparentaba su edad. Siempre me iba a buscar a la casa de mi abuela, con quien yo vivía, en su bicicleta.

“Doña Rosa, doña rosa, ¿Está la Mona?, decía entre risas…

Yo salía y nos íbamos caminando por el barrio. Se fumaba sus puchitos a escondidas. Era como mi hermanito. Pero en 2008 fue tremendo el día en que él partió de este mundo.

El 22 de diciembre estaba en los videos dela Isla Maciel, nuestro barrio, jugando. Era su hobby. De repente, en la calle principal de Isla Maciel, Montañas, se cruzaron dos bandas que no estaban nada bien. Una apareció por el pasillo que sale ala calle LasHeras.La otra ya estaba en Montañas.

Dos de ellos tuvieron una discusión y se invitaron a agarrarse a los tiros. Uno de los chicos dijo que ahí no, que estaba lleno de personas, y lo invitó a la plaza que queda en el centro del barrio, pero no. Arrancó y empezó a tirar.

Walter salió a la puerta de los videos y recibió dos tiros en el pecho. Entró y le dijo a Blanca, la dueña del lugar “¡Me dieron, me dieron!”, pero como él siempre hacía chistes nadie le creía… hasta que cayó redondo en el piso.

Uno de los chicos que tiraba entró a los videos, lo dio vuelta y se largó a llorar. Salió furioso y gritó: “¡Guacho, te dije que vayamos a la plaza… le dimos a Waltercito!”. Sacó su arma, lo corrió y le disparó dos tiros en la pierna mientras decía entre llanto: “Lo matamos a Walter…lo matamos…”

Walter, así chiquito, era querido por todo el barrio. Recuerdo que siempre jugando, jodiendo, decía que cuando se muriera no quería que nadie llore, que había que poner música y que todo sea una fiesta.

Lo velaron el 23 de diciembre. A la noche, todo el barrio esperó su cuerpo para despedirlo con la mejor onda por su personalidad.

Lo enterraron el 24 al mediodía y en medio del dolor, se le preguntó a los padres si se podía poner un poco de música. Aceptaron.

La calle Montañasestaba cortada por la cantidad de personas que había. Antes de que se lleven su cuerpito, el cajón recorrió el barrio. Yo estaba con mucha rabia y mucho llanto, pero bue… era la hora de que él se vaya. Gracias a Dios se fue en paz y sin discordias.

Jésica Báez Báez 

Callejeros… Las Pelotas

Estaba, como todos los días, con los “pibes” en Nogoyá y Nazca, donde nos juntábamos siempre para vernos, tomar algo, fumar unos porros y ver qué salía para hacer ala noche. Fue un 30 de diciembre de 2004 y entre birra y faso decidíamos que hacer, pero no nos poníamos de acuerdo porque esa noche habían dos recitales y uno de ellos era nada más y nada menos que de una banda que me encanta, Callejeros. Tocaban en Once, en Cromañón. El otro, de Las Pelotas, era al aire libre.

Así llegó la noche y tuve que hacer lo que quiso la mayoría, así que corrimos hasta la estación de Villa del Parque porque se nos estaba yendo el último tren que nos llevaba a ver a Las Pelotas. Corría y corría y no podía subirme, hasta que salió una mano que me agarró del brazo y de un tirón me subió al vagón.

Siempre voy a estar agradecida de esa mano, que me llevó a donde yo no quería ir.

Volviendo del recital íbamos por la calle caminando y veíamos en los televisores de los bares que había un incendio que resultó una gran tragedia. En Cromañón, donde yo tantas ganas tenía de ir.

Aquella noche la pasé muy bien, pero me fui a dormir muy triste, aunque agradecida a Dios y a mis amigos porque, de alguna manera, me salvaron la vida y hoy estoy acá para contárselos.

Lucía Vanesa Vedoya.-